Mujeres y emprendimiento en América Latina

by Airtm Editorial Team

Autora: Mila Fernández

Mujer trabajando en computadora

En las últimas décadas más mujeres han logrado incorporarse a los cargos directivos, especialmente en los países de ingreso alto. Sin embargo, el camino que queda por recorrer en América Latina, en términos de inclusión, sigue siendo largo. Se sabe, por ejemplo, que el porcentaje de mujeres tiende a reducirse a medida que ascienden en el escalafón directivo, y la consecuencia natural es que la presencia femenina sea insuficiente en los círculos de toma de decisiones y que, por lo tanto, no se transformen los entornos para abrirles más espacios. Esta situación casi se convierte en un círculo vicioso. 

Y quizá, en este escenario, muchas mujeres como yo, han encontrado en el emprendimiento digital (trabajos a través de Internet) una respuesta a los desafíos laborales de nuestro entorno. Incluso con el miedo que genera no tener un salario estable ni ingresos suficientes. En 2013, luego de 6 años en el mundo corporativo, decidí ser la dueña de mi propio negocio. Cambié mis tacones por tenis, mi ropa de oficina por unas pintas más cómodas y mi maquillaje por una sonrisa grande llena de emoción y un poco de nervios.

No solo salí de mi zona de confort, sino que logré abrir mis horizontes y las oportunidades llegaron. Usando la herramienta más valiosa – el Internet – y habilidades que la experiencia me permitió desarrollar, pude colaborar con clientes desde Venezuela con estrategias de Marketing y gestión de redes sociales.

Internet e incluso la pandemia, no sólo aceleraron los procesos tecnológicos, sino que también permitieron generar una relación diferente con el trabajo. Hoy es posible acceder a modelos laborales más incluyentes, sostenibles y horizontales y eso ha sido muy significativo para las mujeres que somos emprendedoras digitales. Este cambio nos hace dueñas de nuestro tiempo, del estilo de vida e independientes financieramente. Casos exitosos hay muchos, pero los desafíos  y las dificultades por enfrentar son aún mayores. 

LA SITUACIÓN EN CIFRAS

En Colombia en el mes de septiembre, la tasa de desempleo para el género femenino se ubicó en el 13.3%, en comparación con el 8.8% de los hombres. Sin embargo, los emprendimientos liderados por mujeres en el país han aumentado. De acuerdo con cifras de la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio el 61.3% de las empresas constituidas durante 2021 estuvieron lideradas por mujeres, mostrando un aumento del emprendimiento femenino con respecto a años anteriores.

En Argentina, por su parte, el porcentaje de mujeres que se anima a llevar adelante un proyecto propio es del 40%, según un informe de la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA). Para Global Entrepreneurship Monitor Research, existen más de 200 millones de mujeres emprendedoras alrededor del mundo. Sin embargo, la dificultad en el acceso al financiamiento hace que el porcentaje de mujeres emprendedoras en Argentina se mantenga por debajo del promedio.

Estas cifras demuestran que, aunque falta mucho por hacer por las mujeres emprendedoras, hoy existen escenarios que permiten un mayor desarrollo. De hecho, Harvard Business Review estima que para el 2030 el 60% de la fuerza laboral a nivel mundial estará compuesta por emprendedores digitales. Y ahí las fintech juegan un papel fundamental para desarrollar negocios, e incluso, nuevos liderazgos. 

MUJERES EN AIRTM

En el 2016 me uní a Airtm. Fui la primera mujer en formar parte del equipo. Una de las cosas que me llevó a tomar la decisión, fue la confianza que Rubén, Antonio, Josh y Tim me demostraron y la forma en que valoraban mis opiniones sobre nuestras estrategias.

Al día de hoy, somos más de 150 miembros en el equipo, de al menos 8 países. Esto ha representado todo un desafío a nivel cultural, ya que cada país tiene su forma incluso de conmemorar el Día de la Mujer. Sin embargo esto no ha impedido que cada uno de nosotros, sin importar sexo, raza, religión o nacionalidad, aporte valor al producto que ha cambiado la vida a miles de personas en el mundo.

INTEGRARSE AL MERCADO LABORAL SIENDO MUJER

Hay muchas cosas que me habría encantado descubrir cuando comencé en el mundo laboral. Acá algunas de las que considero más importantes:

– Si decides hacerlo, hazlo bien. Presta atención a los detalles, ponle tu marca, analiza cómo lo hiciste, cómo lo puedes mejorar la próxima vez. 

– No te intimides ante nadie. Si estás dando todo por hacerlo bien, el reconocimiento está asegurado. Con ello también vendrán opiniones o comentarios no muy positivos e incluso situaciones donde te reten a demostrar tu valor. Pero no te dejes intimidar, estás segura de lo que lograste, no dejes que nadie te haga dudar de ti.

– Argumenta tus opiniones. Existe la percepción de que nuestras opiniones varían según nuestro estado de ánimo. Debo admitir que sí, como ser humano, puede ser así (¡de seguro a ellos también les pasa!). Por eso es importante que siempre que tengas alguna opinión, primero busques datos y de ser posible resultados de situaciones anteriores. También, de manera muy objetiva, plantéate al menos 3 posibles situaciones y cuando estés segura de que tu opinión es correcta, exprésate. 

– No tengas miedo a equivocarte. Las victorias se disfrutan, los errores nos enseñan. No me gusta fracasar, pero los fracasos han sido mi mayor fuente de aprendizaje y aunque es difícil, también he aprendido a tener la humildad suficiente para aceptar que me equivoqué y decir a alguien más la gran frase: “Tienes razón”. 

– Nunca dejes de aprender. Un idioma, una nueva herramienta, mejores formas de hacer negocios, incluso otras formas de respirar. Hay millones de cosas que aprender, no te limites.

https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—americas/—ro-lima/documents/publication/wcms_697670.pdf
0 comment
0

Related Posts